Logotipo.png
Retiro definitivo de fuentes selladas de Cobalto-60 en desuso
Publicado: 03/19/18 01:51:p. m.

Retiro definitivo de fuentes selladas de Cobalto-60 en desuso

Paraguay concluye el relevante proceso de retiro definitivo de 5 fuentes selladas de cobalto-60 en desuso y almacenadas en distintos puntos del país. Estas fuentes ingresaron durante la década de 1970 y han permanecido dentro del territorio nacional hasta la fecha.

Nuestro país, a través de la Autoridad Reguladora Radiológica y Nuclear (ARRN) como nexo para la cooperación ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), forma parte del Proyecto Regional para el retiro definitivo de fuentes selladas en desuso y su posterior reciclaje en un país autorizado. De este proyecto participa Paraguay, así como también lo hacen Uruguay, Bolivia, Perú y Ecuador.

El Cobalto-60 (Co-60) es un isótopo radiactivo emisor de rayos beta-gamma que tienen un periodo de semidesintegración de 5,27 años. Una fuente de Co-60 de 1 Ci debe ser almacenada durante 97,5 años para alcanzar el nivel de exención o fuera de riesgo, por lo que fuentes radiactivas de actividad superior como las que fueron retiradas, requerirían un tiempo mucho mayor de almacenamiento y condiciones de seguridad.

Las fuentes selladas de Cobalto-60 (Co-60) fueron utilizadas en nuestro país para tratamiento oncológico en teleterapia. Este tratamiento conocido también, como cobaltoterapia o radioterapia con cobalto, consiste en la exposición del tejido tumoral a las radiaciones. Para ello, se utiliza las llamadas unidades de cobaltoterapia, que están provistas por un cabezal blindado que contiene la fuente de Co-60, y de dispositivos para controlar en forma exacta el grado de exposición que cada caso en particular requiere para un adecuado tratamiento de la enfermedad.

El acondicionamiento y el traslado de las fuentes se realizan cumpliendo regulaciones nacionales e internacionales para materiales de éstas características. Para el efecto, trabajaron expertos nacionales e internacionales para asegurar el envío bajo las estrictas normativas de protección radiológica y seguridad física. Cabe destacar que el proceso está financiado por donantes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), no implicando costo alguno para el país.

El traslado de las fuentes de Co-60 está a cargo de dos empresas con reconocida trayectoria internacional, adjudicadas por el OIEA, y éstas se realizan en contenedores especiales que cumplen con las normas de seguridad dictadas por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y otras normas internacionales.

Con este hecho, se estará solucionando una problemática de más de 40 años y se eliminará el riesgo de posible exposición al material, mejorando la seguridad radiológica y ambiental del país. Para el acondicionamiento, transporte y retiro colaborarán además varias instituciones nacionales, tales como organismos de regulación así como organismos de seguridad.

Las fuentes a ser retiradas ingresaron al territorio paraguayo anterior a la década del 2000, en cambio los ingresos posteriores a esta década; los proveedores de este tipo de fuentes tienen la obligación de retirarla del país cuando concluya su periodo de uso.

La Autoridad Reguladora Radiológica y Nuclear (ARRN) es una entidad creada por la Ley 5169/2014 como ente autárquico, en jurisdicción del Poder Ejecutivo, responsable de la regulación y el control del uso seguro de las radiaciones ionizantes en el Paraguay; y para la protección de la población y del ambiente contra los posibles daños que puedan causar el mal uso de las mismas. Además la ARRN es punto focal de cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).


Compartir esta noticia

Últimas Noticias Publicadas